Cepillo manual vs cepillo eléctrico

Muchas veces nos preguntamos en nuestra vida cotidiana acerca del uso del cepillo de dientes eléctrico. Alguna vez hemos comprado uno o nos lo han regalado. Pero es frecuente que caiga en el desuso… ¿Es realmente eficaz? ¿Es mejor que uno manual? ¿Es peor? Intentaremos responder estas cuestiones de forma científica.

Antes de responder a estas preguntas debemos saber que no todas las informaciones acerca de cualquier tipo de relación causal (ej.: Cepillo de dientes eléctrico: Mejor salud oral) tienen la misma “validez” científica. El metaánalisis es el mayor grado de evidencia lo que nos indica una total, posible o nula relación causa-efecto.


Así uno de los estudios que compara el cepillado de dientes manual y el eléctrico, nos indica que hay una evidencia científica que los cepillos de dientes eléctricos tienen beneficios comparados con los cepillos manuales en cuanto a la reducción de placa bacteriana. En un corto período de tiempo se reduce un 11% y en un largo período de tiempo de utilización, un 21%.  Esto influye directamente en la gingivitis que es la denominada “enfermedad de las encías” las cuales aparecen enrojecidas, inflamadas y de un color rojizo, teniendo pues, repercusión el tipo de cepillo en la menor probabilidad de sufrir gingivitis. Una reducción del 6 al 11% de gingivitis con cepillos eléctricos.

La mejor evidencia y mayor eficacia es para el tipo de cepillo eléctrico oscilatorio rotatorio.

No obstante lo mas apropiado es realizar una correcta técnica de cepillado que ya explicaremos en futuras entradas y sentirse cómodo con esta, así como la frecuencia de cepillado.

Jaime Bueno de Vicente

Fuente: Powered versus manual toothbrushing for oral health. Autores: Yaacob M, Worthington HV, Deacon SA, Deery C, Walmsley AD, Robinson PG, Glenny AM.