Cómo beneficia el agua a tu salud dental

El agua es beneficiosa para tu salud dental y te explicamos por qué. Con las altas temperaturas que sufrimos en verano en Granada, no son pocos los consejos acerca de cómo podemos mitigar sus efectos sobre nuestra salud. Una de las armas infalibles contra la ola de calor en Granada es el agua. Sin embargo, no es el único poder que tiene el líquido elemento. Una buena hidratación es también muy importante para mantener una buena salud dental, tal y como recomienda tu dentista en Granada de confianza, Mª Ángeles de Vicente, de la clínica dental De Vicente Ortotodoncia en Granada.

Agua y saliva

La saliva está formada en un 99% por agua. El pH de nuestra boca está regulado por la saliva. Gracias a este líquido, nuestras encías y dientes se protegen de bacterias y otros microorganismos presentes en la boca. Gracias a la salivación, somos capaces de distinguir mejor los sabores de los alimentos. Asimismo, presta una ayuda esencial a la correcta deglución de los alimentos y por tanto, en la digestión.

La saliva tiene otras funciones como es ayudar a la cicatrización de llagas o pequeñas heridas. Otra de los beneficios que aporta la saliva es que su análisis nos permite detectar algunas patologías y, quizá en el futuro, detectar pacientes más susceptibles a las enfermedades periodontales, aunque es un campo que sigue en desarrollo. 

El agua, la mejor bebida para tu salud dental

No existe mejor bebida para nuestros dientes que el agua. Cualquier caries que podamos sufrir puede empeorar, o incluso podrían aparecer lesiones en los dientes si sustituimos el agua por otras bebidas. Esto es debido a que el agua no contiene azúcares, ni ácidos u otros elementos que agravan el estado del diente afectado por la caries y por bacterias que se alimentan de esos azúcares.

La caries es una enfermedad de origen bacteriano y para evitarla es de vital importancia que tengas unos buenos hábitos de higiene bucal y que te hidrates bien. El agua ayuda a tu salud dental porque limpiar todos esos agentes causantes de la placa bacteriana que provocan acidez que atacará primero al esmalte dental y que será el inicio de la aparición de la caries.

No obstante, esto no significa que beber agua sea suficiente para evitar la caries. Es imprescindible cepillarse los dientes al menos tres veces al día y utilizar enjuague bucal si así se lo ha aconsejado su doctora de confianza, Mª Ángeles de Vicente. 

En el caso de que tengas brackets metálicos es posible que para facilitar la limpieza bucal te recomiende el uso de los cepillos especiales como los cepillos interproximales. 

El agua podría ayudar a reducir el riesgo de padecer enfermedades de las encías

Las enfermedades de las encías como la gingivitis o su estadio más grave, la periodontitis, se inician por la acumulación de placa bacteriana. Entre los primeros síntomas de estas enfermedades se encuentra la inflamación de las encías, el enrojecimiento de éstas; en fases más graves de la enfermedad el paciente sufrirá sangrado de las encías e incluso puede llegar a darse la pérdida de la pieza dental a través de la destrucción del hueso. Una buena hidratación, sumada a una cuidada higiene oral, mantendrá la saliva y la cavidad oral limpia de bacterias, las causantes de la aparición de estas enfermedades de las encías. 

El agua ayuda al síndrome de la Boca Seca o Xerostomía

También conocido como síndrome de Sjögren, esta afección se debe a un mal funcionamiento de las glándulas salivales. Gracias al agua, puedes mantener hidratada la cavidad oral en el caso de padecerla y sustituir en cierta medida la carencia de saliva. La aparición de la xerostomía puede deberse a diversos factores. Hay más de 400 medicamentos que pueden provocar que nuestras glándulas salivales funcionen de forma incorrecta. Determinados tratamientos, como la quimioterapia o padecer determinadas enfermedades son factores también que pueden afectar y generar este síndrome. 

En caso de padecer boca seca o xerostomía es primordial que tengas una higiene bucal adecuada. Acude a tu dentista de confianza que te recomendará el tipo de cepillo y de colutorio adecuado para ti. Por lo general, un enjuague con una cantidad determinada de flúor, te ayudará a evitar otras afecciones en tu boca y que están asociadas al síndrome de la boca seca. 

Otras utilidades del agua para tu salud dental

El agua funciona también como analgésico en tu boca. Si has tomado un alimento demasiado caliente, te recomendamos que bebas inmediatamente gran cantidad de agua para aliviar tus papilas gustativas. De esta forma, harás que disminuya la irritación provocada por la quemadura.  

Antes, las autoridades sanitarias añadían una pequeña cantidad de flúor al agua. Esta medida iba dirigida a fortalecer los dientes y prevenir la aparición de caries. Sin embargo, la normativa quedó derogada en algunas comunidades, como la andaluza, ya que se ha generalizado el uso de pastas de dientes con flúor y en la actualidad la ciudadanía es más consciente de la importancia de visitar al dentista de forma periódica.

En cualquier caso, estas visitas periódicas son la mejor forma de evitar problemas de salud dental. Por eso, te invitamos a que solicites cita con tu dentista de confianza, en la clínica dental De Vicente Ortodoncia en Granada. Nuestro personal cualificado en Ortodoncia, Periodoncia, Estética dental e Implantología sabrá ofrecerte las mejores soluciones para conseguir una sonrisa sana y bella.

Si te ha parecido interesante este artículo compártelo. 

También puede que te interese:

5 errores en la higiene oral muy frecuentes

El precio de la ortodoncia

¿Sufres sensibilidad dental en Granada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.